Los beneficios de la naturaleza para la psicología de los niños

Publicado en
Noticias

La psicología es una ciencia que, entre otros conocimientos, se ocupa de que el estado mental de las personas se encuentre saludable y estable. Este objetivo alcanza una mayor importancia, si cabe, en casos especiales, como los de los niños. Sobre todo, en los que viven en el ámbito urbano.

Te contamos algunos de sus trastornos y las soluciones que pueden encontrar en la naturaleza.

La naturaleza como una alternativa para los niños con problemas psicológicos

En la actualidad, la mayoría de los niños viven en ambientes urbanos. Si bien este tipo de residencia les proporciona unas mayores comodidades en su vida diaria, también les genera algunas pérdidas. Unas carencias en las que los especialistas no habían reparado suficientemente hasta hace poco.

En este aspecto, ya se está hablando en la profesión de la existencia de un trastorno por déficit de naturaleza. Tengamos en cuenta que determinados ámbitos urbanos resultan, en sentido estricto, antinaturales. Nos referimos a que, como se han roto radicalmente los vínculos con el medio habitual en el que fueron creciendo las generaciones anteriores, se producen consecuencias negativas.

Entre ellas, destacamos una mayor obesidad, alteraciones del comportamiento, falta de aptitudes en los comportamientos más instintivos, cansancio excesivo, depresiones, estrés o desconocimiento de la realidad del campo. Como se trata de problemas muy graves, entendemos que los niños que los padecen requieren una inmersión en el ámbito rural que les sirva para paliar estas deficiencias.

De la misma manera que hoy en día es importante tener conocimientos tecnológicos  tampoco podemos desestimar que los niños sepan cómo manejarse en plena naturaleza, pues estarían desprovistos de sus fundamentales aprendizajes.

La importancia de tener experiencias como interactuar con animales en un parque natural

El contacto con el medio natural saca a los niños de su zona de confort. Esta circunstancia les conecta con sus instintos más primarios, necesarios para actuar en diversas situaciones de la vida común, también de la urbana, que requieren que demos lo mejor de nosotros mismos.

En el campo aprendemos a tener una visión menos comodona de la existencia y guiarnos por ritmos de vida más saludables. Por otro lado, también debemos comprender que los humanos necesitamos acercarnos y conocer a los animales ya que tiene infinitas ventajas especialmente si esto se hace desde pequeño. Esto es algo que facilitan los parques naturales. Conocer a los animales y sus reacciones nos enseña a respetarlos y a aprender también cosas sobre nosotros mismos.

En definitiva, la psicología de los niños se beneficiará de las experiencias con animales, por ello llevarlos a parques naturales puede contribuir a mejorar estas experiencias.

Escribe un comentario