Mundomar activa un protocolo especial para hacer frente a la ola de calor

Publicado en
Noticias

La anunciada ola de calor que amenazaba con hacer acto de presencia en todo el territorio nacional, ya ha llegado y en Mundomar está todo preparado para que las altas temperaturas no alteren el bienestar de las especies del parque de naturaleza de Benidorm. Todo el personal del complejo, tanto biólogos como veterinarios y cuidadores, han puesto en marcha un protocolo de medidas excepcionales contra el calor, las cuales se aplican a las distintas especies de animales de Mundomar.

La dieta de las diferentes especies del parque ha sido reforzada y presentada en forma de singulares “helados” para su mejor hidratación

Desde aves como guacamayos o tucanes, a mamíferos como lémures o leones marinos, todos ellos tienen necesidades específicos a tener en cuenta. La alimentación es uno de los pilares fundamentales para garantizar el bienestar de las especies en plena ola de calor. Por ello, desde Mundomar, durante el verano se realizan “helados” con los alimentos propios de cada especie como frutas, verduras, pescado, carne, etc. De esta manera, los animales reciben un aporte extra de agua, se entretienen mientras consiguen sacar la comida del hielo y, a su vez, el alimento se mantiene frío durante más tiempo. Además de estos singulares “helados”, algunas especies modifican su dieta para adaptarse a las estaciones del año. A este respecto, “bocados” como pipas, trucha o ciertos lácteos -que se consideran alimentos de invierno por su aporte calórico – son sustituidos en verano por otros con menor número de calorías. Es el caso de la sandía, melón, peras o calamar.

Se han instalado sistemas de pulverización y aspersión en las instalaciones de distintos animales

Además de la alimentación, el entorno en el que viven los animales debe estar aclimatado a las condiciones meteorológicas. Para bajar la temperatura ambiente y aumentar la humedad de sus instalaciones se recurre a sistemas de “lluvia artificial” que
se programa varias veces al día, simulando una suave llovizna tropical. En aquellas instalaciones donde no está implantado este sistema, los cuidadores hacen uso de pulverizadores para recrear la lluvia artificial y fomentar que la instalación se refresque. Otra de las medidas excepcionales llevadas a cabo estos días es la incorporación de zonas de baño donde meter el cuerpo por completo, sobre todo pensado para las tortugas ya que éstas rara vez beben agua y para hidratarse tienen que estar sumergidas en el agua.

Todas estas medidas han sido acogidas con agrado por parte de los animales de Mundomar. Es el caso de Nilo, el bebé delfín del parque, el primero de España nacido a partir de un pionero método de inseminación artificial desarrollado en Mundomar. El pequeño de la familia de estos increíbles mamíferos marinos ha soplado dos velas en una divertida tarta hecha a partir de pescado y hielo la cual, ha compartido con el resto de su familia.

Escribe un comentario