Archivo de la etiqueta:mamíferos mundomar

Pequeños mamíferos de Mundomar: el coatí de cola anillada y el puercoespín crestado

Hoy os vamos a hablar de, posiblemente, dos de los grandes desconocidos dentro de los pequeños mamíferos que habitan en Mundomar: el Coatí de Cola Anillada y el Puercoespín Crestado.

Puede que el coatí sea un desconocido para vosotros, pero seguro que después de leer un poco más sobre ellos deseáis venir a verlos.

  • Los coatíes son animales diurnos que viven en el suelo y en los árboles. Las hembras construyen nidos en los árboles, preparándose así para el periodo de gestación y futuro parto.
  • Los bebés son crías altriciales, es decir, que nacen ciegas, sin los conductos auditivos abiertos, con movilidad muy limitada y prácticamente sin pelo. Pasados 10 días las crías empiezan a abrir los ojos.
  • También son llamados cusumbos, cuchuchos, guaches o pizotes.
  • Les encanta estar en familia, son muy sociables, y los grupos los forman hasta 25 individuos.
  • Coatí en guaraní significa «nariz alargada«, y es que es un animal que se guía por el olfato, le gusta olisquear todo y es capaz de detectar alimentos enterrados y buscarlos con su hocico.

Por su parte, el puercoespín crestado es algo más solitario y tranquilo, pero seguro que sus enormes púas te dejan impactado.

  • Los puercoespines son animales nocturnos, por lo que durante el día les gusta permanecer ocultos en la vegetación, rocas o cualquier lugar que les de refugio.
  • A este mamífero se le reconoce por sus largas púas blancas y negras que son puntiagudas y fuertes, y pueden llegar a medir más de 50 cm de largo.
  • A pesar de que es un animal tranquilo, cuando se siente amenazado eriza las púas y las sacude haciendo sonar su cola al mismo tiempo. Además, sus púas no se encuentran sólidamente implantadas en su piel, lo que les permite que se aflojen cuando son agredidos.
  • Tienen un olfato excepcionalmente sensible, pero, por el contrario, el oído y la vista los tiene poco desarrollados.
    Se cree que los puercoespines lanzan sus púas de manera defensiva, pero esto es tan solo una creencia popular.

Ven a Mundomar y descubre de cerca a los coatíes, puercoespines y al resto de animales del parque. ¡Te están esperando!

Pequeños mamíferos de Mundomar: el mono ardilla y el Tití de Geoffroy

Mundomar cuenta en sus instalaciones con más de 30 especies de mamíferos, aves y reptiles que puedes observar y conocer a lo largo de tu visita.

En este post queremos contarte un poco más a cerca de dos de los primates del parque: el mono ardilla y el Tití de Geoffroy.

 

El mono ardilla o Sairimi sciureus se alimenta de frutas, bayas, nueces, flores, brotes, semillas, hojas, gomas, insectos, arácnidos y pequeños vertebrados, aunque por su tracto digestivo más bien corto, hace que esté más adaptado para aprovechar los insectos.

Estos mamíferos son de hábitos diurnos y forman grupos desde los 10 a los 50 individuos, compuestos por varios machos y hembras, además de los jóvenes y los bebés.

Su gestación es de cinco meses y medio, tras los cuales nace una única cría que permanece principalmente con su madre durante 2 semanas. Es a partir de  a 5 semanas que las crías empiezan a separarse de la madre y a ser cargadas por otros miembros del grupo.

Curiosamente, cuanto más gruesos son los machos, más atractivos resultan para las hembras. Es por ello que durante la época de apareamiento, los machos aumentan de peso.

 

Una de los más recientes mamíferos que se ha incorporado a la gran familia de Mundomar es el Tití de Geoffroy o de cabeza blanca.

Es una especie inconfundible por su cabeza y cuello blanco y penachos de largo pelo negro bajo las orejas.

De tamaño pequeño y muy activo, le gusta vivir en los árboles y es de hábitos diurnos. Forman grupos familiares de entre tres y ocho ejemplares.

En cuanto a la alimentación, le gusta comer sobre todo insectos y frutas. También se alimenta de la savia de los árboles, hongos, néctar de flores y pequeños vertebrados como ranas y lagartijas.

Como curiosidad, el padre es el único que puede acarrear a la cría encima hasta que tienen una semana de vida; a partir de entonces otros miembros del grupo ayudan a acarrearla.

 

Si todavía no has tenido la oportunidad de ver a estos dos pequeños mamíferos, no dudes en visitarnos y vivir un día rodeado de naturaleza.